jueves, 26 de noviembre de 2015

10 formas para tener motivados a los empleados

10 formas para tener motivados a los empleados

martes, 12 de enero de 2010


martes, 9 de junio de 2009

La Formación Técnica que Necesitamos...

Toda organización humana que tiene como propósito fundamental el desarrollo de una actividad productiva, requiere de una estructura de cargos y puestos de trabajo, no importando ni el sector, ni el nivel en el cual se desempeñe, ya que la necesidad individual que hay detrás de ésta, es la de crecimiento y desarrollo. Esta variable es de significativa importancia para la gestión de éstas organizaciones productivas, pues si se detectan oportunamente y se implementan las medidas adecuadas para satisfacer esas necesidades, es muy probable que la organización reciba la retribución que representa la motivación y estímulo de parte de los trabajadores, lo que finalmente constituye el factor estratégico del escenario competitivo en el que se desenvolverá el alumno egresado del Sistema de Formación de la Educación Técnico Profesional.

El proceso de integración de Chile en el mundo, en el contexto de la inserción exitosa en los mercados internacionales, ha puesto de manifiesto la necesidad de enfrentar los desafíos económicos, tecnológicos y culturales, que éstas variables conllevan, sobre la premisa estratégica de alcanzar un desarrollo tecnológico, acorde con la competitividad internacional, que establece como punto de partida la formación de Técnicos con las competencias requeridas para generar los estándares de calidad que la industria necesita para su crecimiento y desarrollo.
En tal sentido, la formación en éste ámbito, debe necesariamente contribuir a la preparación vocacional básica para iniciarse en el mundo del trabajo y potenciar de manera transversal el aspecto valórico, para integrar al mercado un trabajador capaz de operar al interior de un equipo de producción, es decir, la Formación Técnico Profesional, debe conducirse hacia la preparación de los trabajadores en la Cantidad y la Calidad requeridos por el Sector Empresarial.

Lo anterior evidencia la preocupación por mantener y mejorar la calidad de la Educación Técnico Profesional, con carácter de continuidad y prosecución de una especialización, acorde a los programas de la reforma educacional y al desafío de permanente cambio estructural en lo socioeconómico, como una manera de enfrentar la temática inherente a la Formación Técnico Profesional, se requiere la generación de una estructura de conocimientos, que sustenta la necesidad de generar programas de estudios específicos para la formación Pedagógica de los profesionales dedicados a éste ámbito de la Educación.

El mejoramiento de los estándares de formación de los Futuros Técnicos de nuestro país, sólo será posible con la preparación adecuada de los Docentes Técnicos, a través, de un proceso de certificación de competencias pedagógicas y de estrategias que enfaticen estos aspectos en su transferencia técnica, lo que reduciría significativamente la inserción de Docentes Técnicos por “casualidades y oportunidades del momento o de la empresa” y dejaría de ser “una actividad complementaria para convertirla en una actividad laboral principal”.
La Formación de Docentes Técnicos es y constituye un verdadero desafío a las Ciencias de La Educación, sólo si se considera el hecho de que la economía global y la actual dinámica de empleo, han revalorizado internacionalmente a la Enseñanza Media Técnico Profesional. La evidencia mundial indica un crecimiento en su matrícula. En Chile, el 46% de los estudiantes que cursan Enseñanza Media lo hacen en la modalidad técnico profesional. De ellos, un 30% sigue luego una carrera de educación superior.

Por lo señalado, es necesario, generar políticas de formación inicial y definición de perfiles para un concepto de “docente técnico”, válido para cualquier ámbito de la educación Técnica. Estas iniciativas generarían mecanismos de selección de docentes calificados en los distintos sistemas de la educación técnica, formalizando los procedimientos, facilitando la identificación de los docentes adecuados y reduciendo gradualmente las “habilitaciones” por emergencia a que se encuentran exigidas las autoridades educacionales.

La existencia de perfiles de docentes técnicos permitiría definir los criterios más relevantes que garantizan la idoneidad docente, lo que permitiría caracterizar las áreas más deficitarias que tienen los actuales docentes y sería un marco de referencia para la generación de propuestas de formación docente inicial, así como de regularización de títulos y perfeccionamiento adecuado.

También, existe la necesidad de la elaboración de un marco regulatorio de itinerarios o secuencias de Formación Técnica, el diseño curricular de la formación técnica de nivel superior, requiere de la elaboración de un perfil de egreso de cada especialidad, el que permitiría establecer el marco de formación al cual se comprometen las instituciones educativas de nivel superior. Para esta tarea, serán insumos esenciales: el perfil profesional, junto a la información existente sobre la dinámica del empleo, las tendencias del desarrollo productivo y las políticas educacionales.

Por otra parte, es importante avanzar en la elaboración de consensos de los perfiles de egreso de los niveles de técnicos formados en nuestro país, de manera que las oportunidades de progresar en la formación no se vean afectadas por la existencia de ofertas muy disímiles. Se debe entonces, tener presente que, normativamente, los perfiles de egreso de la Enseñanza Media Técnico Profesional, tienen validez nacional mientras que en el caso de los perfiles de nivel superior tienen validez para cada Institución Formadora.

Para tal efecto, es necesario profundizar el conocimiento de la realidad productiva actual, sus nuevos métodos y modos de producción, cultura organizacional y el conocimiento de la innovación y la introducción de las nuevas tecnologías, mediante una estrecha relación Empresarial - Educacional.

Por ello, la meta de alcanzar el desarrollo como sociedad, nos impone desafíos ineludibles en términos de generar en las personas, las capacidades para ejercer su ciudadanía y desempeñar con éxito los diversos roles en la vida, ambas situaciones que inciden necesariamente en el sistema educativo y que tienen como propósito, Garantizar el acceso universal y continuo al aprendizaje, con el objeto de obtener y renovar las competencias requeridas para participar activamente en la sociedad del conocimiento, en el mercado laboral y en el trabajo, en la vida real y en sus contextos virtuales, en una democracia y como persona con un sentido coherente de su identidad y de su dirección en la vida.

domingo, 3 de mayo de 2009

El resultado exitoso del trabajo en EQUIPO

Lo verdaderamente importante, es aprender que el secreto de la felicidad, radica en cierto modo en aprender, de que en la vida no necesariamente se debe hacer lo que uno quiere, pero si se debe querer mucho lo que uno hace. Muchas gracias por sus comentarios, recuerden siempre que:


"Cuando se siembra trabajo con amor, se cuida con voluntad y se mantiene con esfuerzo. el fruto de la cosecha es abundante talento".